Aumenta las órdenes de alejamiento en La Laguna en 2012: 146 casos.

Más de 530 ordenes de alejamiento en estos momentos en La Laguna

GARA Laguna violencia machista

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna, Antonio Pérez-Godiño, presenta balance de las actuaciones del GARA. FOTO: Aytmo. La Laguna

  • Se han activado 146 nuevas órdenes de alejamiento en el municipio, cifra ligeramente superior a la del año pasado, en el que se contabilizaron 121.

  • El Grupo de Apoyo y Respuesta ante el Abuso (GARA) de la Policía Local de La Laguna vela en estos momentos por la seguridad de 535 víctimas de violencia machista.

  • La totalidad de los casos, las víctimas son mujeres.

  • “No es fácil denunciar. El que piense eso es que no conoce este problemas. Primero hay que romper los vínculos afectivos con el agresor y después es necesario que la víctima vuelva a creer en si misma”.

La aparición del Grupo de Apoyo y Respuesta ante el Abuso (GARA) de La Laguna en octubre de 2008, vino acompañada por un programa especial de formación de los agentes para su especialización en la prevención, detección y erradicación de la violencia de género.

Cuatro agentes forman el equipo que se encarga de asesorar y atender a las víctimas de violencia machista o maltrato en el ámbito familiar que coordinan el seguimiento de las órdenes de alejamiento con la Policía Nacional y trabaja con los Servicios Sociales del Ayuntamiento para ayudar a las víctimas a acceder a las ayudas municipales.

En sus casi cinco años de historia, por la oficina de este equipo especializado han pasado 1.131 casos de violencia y los agentes del GARA reconocen que los casos más duros son en los que hay menores implicados. En muchas ocasiones, además, se convierten en protectores de las víctimas cuando el juzgado emite un auto para la retirada de enseres en el domicilio familiar. “Es una de nuestras funciones, estar presentes cuando el agresor acude a retirar sus cosas del domicilio familiar para evitar que la víctima tenga que presenciarlo”, explicaron los agentes.

Entre el pasado 1 de enero y el 30 de noviembre de este año, se han activado 146 nuevas órdenes de alejamiento en el municipio, cifra ligeramente superior a la del año pasado, en el que se contabilizaron 121 nuevos decretos judiciales de este tipo. El perímetro de protección oscila entre los 50 y los 500 metros aunque hay casos específicos en los que incluso puede darse la orden de que el agresor no entre en la Isla.

Sobre el descenso del número de denuncias, para los profesionales del GARA, las cifras por si solas no son concluyentes en este caso. Según los integrantes del GARA  habría que hacer un “estudio en profundidad para saber si los casos están bajando o lo que se reducen son las denuncias. No tenemos acceso a las bases de datos del Ministerio, por lo que pueden haber más casos que han sido denunciados pero de los que nosotros no tenemos constancia”, insisten.

La crisis económica ha empeorado la situación de las víctimas. Desde el GARA sospechan que muchas situaciones no se denuncian porque las víctimas con menores a su cargo rechazan denunciaar ante la falta de recursos y las dificultades para encontrar un empleo.

La reticencia de muchas de las víctimas a la hora de denunciar a sus supuestos agresores sigue siendo un escollo frecuente. “No es fácil denunciar. El que piense eso es que no conoce este problemas”, aseguró el equipo de GARA. “Hay que pasar por unas etapas muy complicadas antes de ser capaz de presentarse ante unos desconocidos y denunciar”, apostillaron. Primero hay que romper los vínculos afectivos con el agresor y después es necesario que la víctima vuelva a creer en si misma.

Y cuando la víctima se decide a denunciar se encuentra con el problema de la la saturación de los servicios jurídicos: “En los juzgados hacen lo que pueden pero en muchas ocasiones no tienen medios específicos, como salas privadas para tramitar las denuncias”,apuntan los integrantes del Grupo de Apoyo.

Los agentes del GARA reconocieron que, pese a la crudeza de los casos con los que tienen que enfrentarse a diario, su labor en la lucha contra la violencia machista tiene muchas gratificaciones. Para este grupo de hombres y mujeres lo más importante, reconocen, es que “ayudamos a la gente y eso es lo mejor de todo. Lo que tenemos claro en esta unidad es que la parte policial de nuestra labor es tan solo una tirita si no se complementa con los recursos humanos que atienden a las víctimas cuando estas se deciden a denunciar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s